Kim y Trump, Cumbre de Singapur

el

La cumbre de Singapur, histórica en tanto la primera de un presidente de EE. UU. y un líder norcoreano, cumplió las expectativas que se le pedían. Ambos líderes se estrecharon la mano, conversaron durante cuatro horas y firmaron una declaración conjunta, altisonante en sus aspiraciones y mínima en detalles. 

Por: Alvaro López #MundosDigitalesICONO. Los dos personajes se van satisfechos y con susobjetivos personales cubiertos.  Donald Trump logra interpretar el papel de líder mundial en el que fracasó estrepitosamente durante la cumbre del G7 en Canadá. Kim Jong-un da un gran paso adelante para ser aceptado como un dirigente legítimo en la comunidad internacional. Y se inicia un proceso de negociación que queda ahora en manos de técnicos y diplomáticos para llegar, quizá, algún día, a la desnuclearización de Corea del Norte. El comunicado, de cuatro puntos, expresa el compromiso de Corea del Norte a la “completa desnuclearización de la península coreana”. Estados Unidos aportará garantías de seguridad al régimen de Kim. Pyongyang entregará restos de antiguos prisioneros de guerra y desaparecidos en combate. Los dos colaborarán para establecer un “régimen de paz duradero y estable”, esto es, para la firma en el futuro de un acuerdo que ponga fin formal a la guerra de Corea (1950-1953) que Trump espera “pronto”.

No hay -ni lo esperaban la mayoría de los analistas- ninguna medida concreta para ello. Ningún calendario. Ninguna hoja de ruta. Esos detalles (“nimios”, le faltó decir) les corresponderá irlos negociando, en conversaciones que se anticipan largas, al secretario de Estado, Mike Pompeo, y a los altos funcionarios norcoreanos. El jefe de la diplomacia estadounidense viajará a Seúl este miércoles para reunirse con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, y la semana próxima mantendrá la primera ronda de diálogo postcumbre con representantes de Pyongyang Trump ha insistido en que se mantiene el objetivo final de una desnuclearización completa, verificable e irreversible. Las sanciones, dijo, se mantendrán mientras Corea del Norte mantenga sus armas.

Puede ser. Pero el cumplimiento de esas sanciones es otra cosa, y no está en manos de Trump. Recae, sobre todo, en China, cuya sombra ha estado muy presente en esta cumbre: ha sido todo un símbolo que Kim llegara, y se fuera, en un avión de la línea de bandera de ese país. Y China, en el punto de mira de un Trump encaminado a una guerra comercial, no tiene ya interés en aplicarlas de modo estricto. Los detalles más jugosos quedaron fuera de la declaración -“no hemos tenido tiempo”, justificó Trump- y fue el presidente estadounidense el que los reveló en su larga rueda de prensa. Se acabaron las maniobras militares conjuntas entre EE. UU. y Corea del Sur, aseguró. Cuestan “un dineral”, dijo. Pero además, son “una provocación”, sostuvo. Si Kim estaba viendo la retransmisión en directo, debió de sonreír. Esa ha sido siempre, precisamente, la posición de Pyongyang.

Esa declaración de Trump pareció sembrar la confusión entre sus propios militares y sus aliados. La fuerza de EE. UU. en Corea del Sur, de casi 30.000 soldados, emitió casi de inmediato un comunicado en el que subraya que “no ha recibido instrucciones” sobre una cancelación de las maniobras y seguirá adelante con ellas como está previsto. Seúl ha declarado que debe estudiar exactamente qué ha querido decir Trump; la misma respuesta que ofreció cuando el inquilino de la Casa Blanca canceló unilateralmente la cumbre de Singapur antes de declararla en marcha de nuevo.

Estos son los cuatro puntos de la declaración conjunta firmada por el Donald Trump y Kim Jong-un:

1. Los Estados Unidos y la RPDC se comprometen a establecer nuevas relaciones entre los Estados Unidos y la República Popular Democrática de Corea según el deseo de los pueblos de los dos países por la paz y la prosperidad.

2. Los Estados Unidos y la RPDC se unirán a sus esfuerzos para construir un régimen de paz duradero y estable en la Península de Corea.

3. Reafirmando la Declaración de Panmunjom, del 27 de abril de 2018, la RPDC se compromete a trabajar hacia la desnuclearización completa de la Península Coreana.

4. Los Estados Unidos y la RPDC se comprometen a la recuperación de los POW / MIA (prisioneros de guerra y desaparecidos en acción de combate) restantes, incluida la repatriación inmediata de aquellos ya identificados.

Bienvenidos a #AltaCorporativoNEWS
#ICONOInternacional
#ICONOPolitica
#ICONOGeopolítica
http://AltaCorporativo.com/

SÉPTIMO BANNER

http://icono-posicionamiento.tumblr.com/

En ICONO nuestras Comunidades Digitales son claves para el posicionamiento de nuestros clientes de PORTADAS o “COVERS”. Todos y cada uno de ellos han logrado ir conquistando posiciones en la web, a partir de la publicación de pequeños reportajes que permiten enlazar a sus propias web´s y redes sociales con nuestros servicios de publicaciones.

En ICONO Los medios pasan de informar a conectar, van más allá de las fronteras entrelazando sus contenidos con una fusión directa sobre sus audiencias. Hoy la evolución se concentra en temas de conectividad, de intercambio de información dinámicos, clicks, links, redes… todo en imágenes, multimedia de gadget y relaciones interpersonales que dejan atrás las reglas y fronteras tal y como se conocen en los últimos 20 siglos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s